Línea Directa, 12 de Junio.-  Productores de maíz viajarán el día lunes a la ciudad de México para encarar al presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, y exigirle la compra de las 5.7 millones de toneladas del grano que fueron validadas por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

El acuerdo se dio durante la reunión privada que sostuvieron en las instalaciones de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa integrantes de las 16 organizaciones del sector social y privado, de no regresar de la capital del país hasta no recibir una respuesta positiva del mandatario de la Nación.

En su participación, el presidente de la Coordinadora Única de Productores Agrícolas de Sinaloa, Emilio González Gastélum, advirtió que no permitirán un engaño más del secretario de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, y exigirán el ingreso objetivo de 4 mil 150 pesos por tonelada, sin importar que haya o no haya contrato de por medio con los bodegueros, simplemente con el hecho de haber sido protegidas por el esquema de comercialización.

Visiblemente enojado, acusó que a algunos acopiadores tratan de hacer su agosto en esta cosecha argumentado al campesino que no tienen un contrato, olvidando el compromiso del Gobierno Federal el pasado 9 de abril.

“Y vamos a la Ciudad de México, vamos al Palacio Nacional, vamos a interpelar al presidente y vamos a llegar hasta las últimas consecuencias, ya estuvo bueno de pasividades, al menos es el acuerdo que tenemos ahorita, y vamos con todo, y le pedimos a los productores no malbaraten su cosecha”, recomendó.

El presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa Caades), Gustavo Rojo Plascencia, aclaró que no aceptarán intermediarios para resolver la comercialización del maíz, por lo que esperarán en la puerta de Palacio Nacional previo a la conferencia mañanera al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Lamentó que a pesar de la tercera prorroga que se dio para el programa de agricultura por contrato, y que cierra la ventanilla este viernes, no hay compradores para adquirir el millón y medio de toneladas pendiente de comercializar.

“Y la gente de aquí del estado pues va a estar muy pendiente para en caso de no haber una resolución, ya radicalizar acciones y ya veremos que determinaciones se toman”, señaló.

Finalmente, señaló que tiene muchas quejas de socios que están muy desesperados aún y cuando contrataron les están queriendo rematar su cosecha porque no se la reciben y los presionan para que la malbaraten.