Línea Directa, 25 de marzo/2020.- Desde la semana pasada que se acompañó al gobernador  Quirino Ordaz a una reunión con el director de Segalmex, Ignacio Valle,  se detalló el esquema de comercialización del maíz y solo estaba pendiente el anuncio del  Presidente, lo cual es positivo  ya que se garantiza un ingreso  de 4 mil 150 pesos  a la tonelada del principal producto que se siembra en Sinaloa.

Así lo manifestó el presidente de la Caades, Gustavo Rojo Plascencia en entrevista con Luis Alberto Díaz en la primera emisión de Línea Directa luego del anunció que Andrés Manuel López Obrador hiciera para los productores de maíz de Sinaloa durante su conferencia mañanera de este día.

“Lo tomamos de muy buena manera, la semana pasada que acompañamos al gobernador a Segalmex, con Nacho Valle ya habíamos visto los detalles, se finiquitaron todos los detalles, y hoy por hoy por fin el Presidente anuncia este esquema que comprende a los productores hasta 50 hectáreas y abarca hasta 600 toneladas”, externó.

El precio garantizado de 4 mil 150 es un gran avance y ahora lo que se tiene que hacer es poder colocar el producto para poder implementar el esquema.

Rojo Plascencia manifestó que el mercado de maíz está muy bajo y es el tipo de cambio el que ha construido el precio, pero eso no garantiza que s este se mantenga al final de la cosecha ya que el tipo de cambio se mueve.

De ahí la importancia de este anuncio que da un precio mínimo garantizado que si se mueve el precio del peso-dólar, el ingreso al productor no variará. Y aunque como productor se aspire a precios mayores, estos 4 mil 150 dan certidumbre de avanzar en los compromisos y es un gran avance.

Señaló  que ahora el siguiente paso es contratar con las compañías industriales, pero ahora esta parte ya es de los productores  que, aunque contrarreloj ya que en mayo se generalizan las trillas y para entonces se espera cerrar contratos con bodegas y compradores para colocar las 5 millones y media de toneladas que se estima cosechar en el estado este ciclo.

Recordó que esto es gracias a la gestión del gobernador Quirino Ordaz, quien le planteó la preocupación de las organizaciones agrícolas  al presidente desde su visita a Sinaloa el año pasado.